sábado, 26 de julio de 2014

Sexy trans de rojo









Coleccion de Lucas







Relato con Emma



Ella se llama Emma, tiene 24 años guayaca, una mulata preciosa, de  padre negro y madre blanca, de carácter fuerte dominante y posesiva,  tiene una rebeldía reprimida con la vida, pero es dueña de una ternura y una dulzura cuando se entrega al placer, y bien cruda cuando se da al sexo, mejor dicho cuando se dispone a fornicar, me hice su cliente hace 2 años en Quito, cuando contacte con ella después de varios intentos porque digo la verdad sus anuncios en la web sobre todo sus fotos dejaban ver una mulata linda con una dotación increíble y es por eso que me decidí ir a verla, la excusa perfecta fue decirle que si podía tomarle unas fotos para tener de recuerdo y para que ella ponga nuevas fotos en su anuncios ella acepto, me recibió en su habitación fue muy amable me dio un beso en la boca con lengua lo que me gusto y me puso nervioso, ella increpó trajiste la cámara, ya me puedo cambiar? Claro que si guapa, entonces ella se fue hasta el closet saco un baby doll, y empezó a cambiarse, fue ahí cuando me sorprendí las fotos suyas no le hacían justicia, el momento que se subió la tanga surgió entre sus piernas   la verga más grande y  gruesa que había visto en mi puta vida, y encima de eso era negra, que gorda y cabezona la tenía este travesti mulato, estaba aturdido sudaba por cada poro me temblaban las piernas quería lanzarme y arrodillarme frente a sus piernas para tocar ese mástil que aun estando dormido media como 18 cm. Estaba arrecho quería mamar huevo ese rato, pero dudaba me entrará todo eso en la boca? y en el culo? Este si me lo rompe de una vez. Tuve que guardar compostura para tomarle las fotos y así la disfrutaría más.
Había momentos en que el huevo se le dormía mientras posaba para las fotos, entonces pensé tengo que hacer algo para que el mantenga la verga erecta, entonces me acercaba lo masajeaba lo pelaba  le pajeaba y así nuevamente se paraba que sensación más rica es coger un huevo grueso como suyo  yo mojaba mi calzoncillo deslechándome, así pasé buen tiempo mientras duró la sesión de fotos pero llego un momento que tuve que hacer a un lado la cámara ya no pude más me acerque para darle un beso en su boca a lo que ella respondió positivamente  ahí comprendí que estamos listos para fornicar, tomé su boa entre mis manos y me lo fui metiendo cabeza adentro  pulgada a pulgada en la boca yo tragaba y me atragantaba de pinga desgarrándome la garganta de lo grueso que se puso, ella lo disfrutaba tanto que me agarraba la cabeza y me aplastaba contra su verga para hacérmela tragar toda.
Esa noche era mía yo estaba decidido a todo, era mi primera verga negra y me hacía tragar huevo este hipueputa que rico que delicia que placer me estaba dando, gracias papito rico le decía pero ella estaba más arrecha que yo  y me iba a hacer gozar como nunca lo había hecho, me dijo ponte filo de cama con la cabeza colgada para hundirte hasta los huevos y sentirás lo rico de tragar paloma en esta pose, que espectacular mamada que me estaba pegando. Sostuvo con la una mano  la cabeza y con la otra se agarró la verga la pelo  hasta el fondo me dijo abre la boca perra y yo que todo obedezco abrí la jeta ahí mismo me la hundió hasta el gaznate, hasta el fondo creí morir ese rato, me tuvo mamando verga hasta hacerme pedir perdón, ahí mismo me pulverizo, me aniquilo me comió.
Pero aún faltaba el postre, ponte en cuatro para culiarte En cuatro para culiarte dije y así lo hice me puse en 4 y regrese a ver como se ponía el condón en esa bestia se froto vaselina y se puso detrás mío cuando sentí la cabeza en la entrada de mi culo estrecho  un fuerte dolor me desgarro el alma, el huevo no entraba entonces me sodomizo me ato las manos atrás yo indefenso y sin resistencia no tuve más que aflojar el culo cuando ya sentí la cabeza adentro pensé si  esa es la cabeza lo demás es  verga grite, ladré grité, aullé, maullé,  mordía la almohada me quemaba el ojete del culo,  las entrañas mismas  pero al rato el dolor se convirtió en deleite interminable en placer incontrolable , se tumbó encima mío siempre con el nene incrustado, encima de mí,me metía y me sacaba me metía y me sacaba la estaca, el cabrón como gozaba se estaba comiendo un culo tragón y aguantador , a él le gusta dar por esa rebeldía que tiene con la vida, esa noche se estaba vengando conmigo rompiéndome el culo, no tuvo ni piedad ni compasión creo que me violó. Cuando sentí su respiración agitada  sentí que iba acabar pronto y así fue se deslecho dentro de mí,  saco su mazo hirviendo y yo le pedí que me regara la leche en la cara pero la muy tacaña no quiso se sacó el condón con bastante crema y el huevo todo embarrado con el néctar de sus entrañas me dijo refriégate la cara con el huevo no más , me  pase y me repase de arriba abajo de lado a lado haciéndome circunferencias con la verga pegándome una mascarilla y yo agarrado mi huevo terminando haciéndome un pajazo que delicia lo haría mil veces si fuera posible entonces extasiados nos fuimos al baño para ducharnos y terminar hasta el próxima encuentro y así me tendría colgado y picado de ella, la verdad es que fue la mejor culiada que me he pegado con ella hasta ese día. Pero tengo más relatos  crudos que quiero  compartir con Uds.
Hasta la próxima.